Presentamos la novela En sus tibias manos en el Instituto Homeopático y Hospital de San José

Félix Antón me abrió ayer la puerta y me invitó a pasar al siglo XIX. Envases, utensilios, documentos, fotografías, artilugios y miles de bolitas blancas en diminutos recipientes de cristal me expresaron que hace ciento cincuenta años otras formas de … Continúa leyendo Presentamos la novela En sus tibias manos en el Instituto Homeopático y Hospital de San José

El tren que nos lleva

En el andén de enfrente una hilera de personas arrebujadas en prendas de abrigo de diferentes colores, con predominio de pardos, grises y negros, me hace desear fotografiarles. Apenas percibo el tren que llega, ni a los que subimos como autómatas, con mucha prisa, tengamos necesidad de correr o no, llegar raudos al destino, accedemos como si fuésemos a empujar las toneladas de metal de los vagones con nuestro anhelo. Atravesamos la puerta que nos succiona hacia el calor. Echamos una visual y por un sistema de elección inescrutable, optamos cada viajero por un asiento libre. En cuatro enfrentados, tomo … Continúa leyendo El tren que nos lleva

El Metacrit de Los Cataplausia

Un callejón oscuro de un polígono en el que hemos dejado el coche. ¿Nos hemos confundido? La figura de un hombre corpulento se acerca por la acera, se mete en la callejuela y desciende hasta una puerta a la que llama. Un instante de luz del interior corta la hora nocturna. Es allí. Un par de coches aparcados entre las columnas de los bajos, el blanco neón de los aseos al fondo, un haz naranja tibio que da acceso definitivo al local. Entramos, dejamos cinco euros ante la mesa y pedimos una cerveza. Al girar, sujetos a la lata, un escenario … Continúa leyendo El Metacrit de Los Cataplausia

La senda del amor verdadero nunca ha sido fácil

Escribe sobre eso, pide la amiga. Y no es hasta días después, olvidado en la rutina y quehaceres de los días, que encuentro el papel donde garabateé el nombre, doblado al fondo del bolso, cuando recuerdo su ruego. Escribe sobre eso, dice. Y es tal su confianza y complacencia, su absoluta serenidad en el encargo, que es lo que deseo escribir. No acerca del cuadro que contemplamos, con suaves tonos, donde una mujer de perfectos rasgos helénicos ve prendido su vestido de una rama que nace a sus pies. Y a sus pies desnudos también lo que parecería su hijo, … Continúa leyendo La senda del amor verdadero nunca ha sido fácil

Hoy, otoño

Ha llovido. Todos los escritores, dicen, escriben para una persona. Con el dedo en el teclado, la pradera se desvaneció en un gesto herido, mecánico, hostil: árboles, hierba, tronco alisado donde reposar del peso de vivir, ser… vista sobre el abandono en un mundo tan complicado, se fue. Con el índice de la mano derecha, una y otra vez, presionado, desaparece el cielo siempre tibio que promete lluvia, -no importa, tengo capa, y botas, haré una cobija protectora-. Se ha desdibujado la ciudad a lo lejos, borrosos los caminos que solo yo conozco, el sonido de los pájaros e insectos, … Continúa leyendo Hoy, otoño